Enfriadoras free cooling ahorran 50 000 £ al mes

El reto de los centros de procesamiento de datos actuales es reducir los costes operativos y satisfacer las preocupaciones medioambientales, de modo que naturalmente la maximización de la fiabilidad de la alimentación eléctrica y la minimización de los costes energéticos y las emisiones constituyen objetivos fundamentales. Pero en el sector de servicios financieros, evitar el tiempo fuera de servicio es primordial, ya que la Autoridad de Conducta Financiera (FCA) es muy estricta en los casos de fallos de TI. Basándose en su éxito en materia de soluciones de refrigeración para el sector de los servicios financieros, Aermec ha completado recientemente la sustitución de una enfriadora mediante tecnologías sólidas y probadas, para proporcionar mayor fiabilidad en la refrigeración, ahorro de energía y menores emisiones en el centro de procesamiento de datos global de uno de los gigantes financieros multinacionales más importantes del Reino Unido.

Background

Los centros de procesamiento de datos generan grandes cantidades de calor. La refrigeración es una parte crítica de la infraestructura y, a la hora de sustituir los equipos en un centro crítico en servicio, hay una serie de requisitos normativos y retos logísticos que hay que superar. También hay que tener en cuenta las expectativas del cliente.
Cuando el centro de procesamiento de datos de una de las compañías financieras y bancarias más importantes del país decidió sustituir todas sus enfriadoras, sus requisitos clave fueron la resistencia, la eficiencia energética y la reducción de las emisiones y del PUE (Power Usage Effectiveness). Conforme a sus propias políticas medioambientales y de sostenibilidad, la empresa buscó el mínimo impacto ambiental. Las enfriadoras free cooling ofrecían un enfoque más eficiente para la refrigeración, ya que, al usar el aire exterior, se reduce el uso de la refrigeración mecánica a lo largo de todo el año y esta estrategia se aplica en numerosos centros de procesamiento de datos.
Detrás de las barreras de seguridad y del edificio prácticamente sin ventanas de un emplazamiento de 30 000 metros cuadrados en un discreto polígono industrial del oeste de Londres, se realiza un extraordinario volumen de mil millones de transacciones financieras por segundo. Para el rediseño de la refrigeración y la sustitución de las enfriadoras, fue necesaria una minuciosa planificación.

«Este es nuestro centro global. La refrigeración es esencial para nuestra infraestructura. Cualquier perturbación en la refrigeración podría afectar a los servicios financieros del Reino Unido, pero sus efectos podrían notarse en todo el mundo», afirma el director de las instalaciones de la empresa.

Tras un análisis y una evaluación exhaustivos y trabajando en estrecha colaboración con RED Engineering Design, la asesoría de diseño de MEP, M&E Contractors, Gratte Brothers y el distribuidor de Aermec AEUK Ltd, se seleccionaron las enfriadoras free cooling diseñadas y fabricadas por Aermec.
Como compañía global, el espíritu de la corporación financiera es garantizar que minimiza su impacto ambiental y reduce las emisiones de carbono en todas sus plataformas de negocio. Mediante la inversión en las últimas tecnologías, la empresa esperaba satisfacer sus estrictos criterios y reforzar sus credenciales ecológicas. Pero también quería ser un buen vecino. La contaminación acústica del centro se redujo diseñando enfriadoras ultrasilenciosas que lograron satisfacer los requisitos del cliente y del ayuntamiento.
Al haber trabajado en otros proyectos de centros de procesamiento de datos para el gigante financiero, Red Engineering estaba familiarizado con las condiciones críticas del centro.

    Las consideraciones más importantes se centraban en:

  • La calidad de construcción;
  • La capacidad de realizar pruebas;
  • El uso de la tecnología adecuada para aprovechar las ventajas de los avances en el consumo energético y las emisiones de carbono reducidas;
  • Resistencia interna;
  • Reactivación rápida.

Pruebas

Las avanzadas instalaciones de fabricación de Aermec y los laboratorios de pruebas cerca de Verona, en Italia, mostraron las capacidades de fabricación y la calidad de los productos. Las instalaciones de pruebas in situ son las mayores y más completas en Europa y confirmaron la capacidad de Aermec para la realización de pruebas rigurosas.
Los laboratorios de pruebas cuentan con las certificaciones Eurovent, AHRI, MCS y cUL y pueden simular condiciones operativas desde -20 °C hasta +55 °C. Además de un simulador de sala de datos construido ad hoc, las instalaciones incluyen sistemas de pruebas para bombas de calor, enfriadoras, centrales de tratamiento de aire, refrigeradores evaporativos indirectos y enfriadores por aire seco. Los laboratorios tienen una capacidad de refrigeración de 2 MW por cada unidad y hay laboratorios específicos dentro del complejo para pruebas a temperaturas extremas, mediciones de intercambio de calor y ventilación, comprobación del nivel de ruido y pruebas de vibración.

«Las capacidades de Aermec para realizar pruebas fueron una ventaja importante; ofrecieron una de las instalaciones de pruebas más completas de Europa y permitieron probar con fiabilidad el rendimiento de las enfriadoras para cumplir los requisitos del centro», comenta Alex Nock, colaborador de RED Engineering.

Se incluyeron seis enfriadoras free cooling Aermec NSM de alta eficiencia de 1,366 MW con compresores atornillado y refrigerante R134a para proporcionar una sólida solución de refrigeración mecánica. El sistema free cooling ofreció una solución más ecológica y respetuosa con el medio ambiente que ayudará a reforzar las credenciales ecológicas del centro de procesamiento de datos.
El carácter crítico del centro y sus exigentes requisitos requirieron algunas modificaciones en las especificaciones de construcción. Se incluyeron válvulas de expansión electrónicas en lugar de las válvulas de expansión mecánicas y las bobinas de microcanales se sustituyeron por bobinas de cobre/aluminio. Las especificaciones de las enfriadoras de Aermec incluyen bombas de doble cabezal, pero estas se sustituyeron por bombas de funcionamiento individual y stand-by por su resistencia y también se añadieron circuitos de refrigeración independientes a las especificaciones de diseño de cada enfriadora.

«Como fabricantes, podemos ser flexibles a la hora de realizar modificaciones y proporcionar una solución más personalizada a nuestros clientes, que pueden efectuar pruebas testigo para garantizar que se cumplen sus niveles de rendimiento exigidos», indica Paul Lawrence, Director de Aermec UK.

Reactivación rápida

Los cortes de electricidad son la pesadilla de cualquier centro de procesamiento de datos. En caso de pérdida de alimentación eléctrica, el restablecimiento rápido de la enfriadora resulta esencial para las operaciones en los entornos de los centros de procesamiento de datos críticos.

«Cada minuto fuera de servicio puede costar millones de libras y los datos se pueden dañar en 20 minutos», explica el director de las instalaciones del centro de procesamiento de datos.

«Pueden hacer falta hasta 15 o 20 minutos para que se reactiven las enfriadoras. Las enfriadoras de Aermec se han diseñado para reactivarse en dos minutos y medio y pueden alcanzar un diferencial de temperatura de 5 ⁰C en menos de cinco minutos», añade Paul Lawrence.

Nivel de ruido

El centro de procesamiento de datos está situado junto a un área residencial. Conscientes de la ubicación, las enfriadoras se diseñaron para ofrecer un nivel de ruido muy reducido a plena carga.

«Dada la ubicación, la acústica resultó tan importante como maximizar la eficiencia energética y satisfacer los criterios de sostenibilidad. Las enfriadoras free cooling de Aermec resolvieron las preocupaciones medioambientales del cliente, la fiabilidad, el rendimiento y la resistencia, pero también ofrecieron el mejor rendimiento acústico», comenta Alex Nock, colaborador de Red Engineering.

Fueron necesarias 12 semanas para diseñar, fabricar y probar en fábrica cada enfriadora. Cada unidad mide 13 metros y pesa 11 toneladas. Se entregaron e instalaron siguiendo fases bien planificadas mediante enfriadoras provisionales de apoyo para evitar cualquier perturbación en el centro en servicio. A pesar del tamaño, cada enfriadora se instaló en su posición como una unidad completa.
Se necesitaban tres enfriadoras para el centro de procesamiento de datos, pero el uso de cuatro es más económico y maximiza los beneficios del free cooling. La temperatura de la CHW es 13 ⁰C/19 ⁰C en modo normal y 17 ⁰C/23 ⁰C en modo de alta temperatura para maximizar el free cooling.

Ahorro

Las enfriadoras han permitido ahorrar 50 000 £ al mes: 1 124 028,90 kWh (datos recogidos de septiembre de 2016 a enero de 2017). Durante los tres meses de noviembre de 2016 a enero de 2017, se logró un 100 % de free cooling, sin ningún compresor en marcha. Las enfriadoras han contribuido a la reducción en el PUE del centro de procesamiento de datos, que ha pasado de 1,7 a 1,4.
Se prevé que las cifras del centro de procesamiento de datos de todo el año en curso cumplirán las expectativas del centro en términos de ahorro energético y reducción de emisiones de carbono.

«Algunas empresas anuncian rendimientos superiores a los que pueden proporcionar. Según nuestra experiencia, las enfriadoras cumplen con creces el rendimiento anunciado por Aermec, con el beneficio adicional de poder ofrecer hasta un 10 % más», afirma el director de las instalaciones.

La colaboración en el trabajo desempeñó un papel fundamental para lograr un resultado satisfactorio.
«Nuestro distribuidor AEUK aportó una importante ayuda en el diseño de las especificaciones. Trabajando en estrecha colaboración con todas las partes, Aermec y AEUK diseñaron una solución que cumplió las grandes expectativas del cliente», indica Paul Lawrence.